La poeta y escritora de La Banda, Carolina Briones, falleció el pasado 31 de agosto en Cafayate a los 100 años. Fue promotora de la participación social y cultural del noroeste argentino en el campo educativo.

Briones, realizó numerosas publicaciones de literatura y perteneció al grupo de poesía «La Carpa», junto a Manuel Castilla y Raúl Galán, y al grupo editorial que creó «Cartón de Poesía», integrado por Carlos Duguech y Manuel Serrano Pérez. «Comarca alucinada» y «Donde el tiempo es más lento», son dos de sus libros de composiciones literarias más distinguidos.

Según el escritor Carlos Maita, la poesía de «Carola» Briones seguía las huellas de Juan José Coll porque «escribir sonetos es un hecho singular en la actualidad en que se prefiere obviar los moldes clásicos».

Maita, destaca el poema «La Campana» porque «refleja la paz aldeana de la localidad y la serenidad del hombre y del paisaje expresada por tañidos de una campana en Cafayate».

La poeta y escritora bandeña, fue una de las creadoras de «Cartón de Poesía»: un material inédito de ilustraciones y textos (en dibujos, ensayos, poesías y novelas) realizada por escritores, fotógrafos y plásticos notables de la región noroeste de la Argentina.

Esa publicación mensual, distribuida desde Tucumán, comenzó el 1 de mayo de 1969 y alcanzó 80 números. Fue conmemorada por medio de una muestra, 50 años después, y conservada por su valor simbólico y patrimonial.

«Siento la necesidad de contribuir a que se mejoren ciertas cosas en el lugar donde vivo», había dicho «Carola» Briones, durante una ceremonia de distinción que le realizaron en San Miguel de Tucumán.

«La sensibilidad tiene que llegar, no sólo a los académicos, sino a toda la gente humilde», había confesado la escritora.

«Carola» Briones fue directora de una escuela infantil cuyos estudiantes eran niños de bajos recursos económicos.

Durante su primera jornada de trabajo, como directora de una escuela infantil de Santiago del Estero, notó que los estudiantes asistían descalzos a clase. Antes de finalizar el primer trimestre, consiguió zapatos para cada uno de ellos.

La sugerencia de «Carola» Briones a los jóvenes escritores fue que «escriban sobre la tierra que están pisando». Aconsejó estudiar e ilustrarse y dedicar los textos a todas aquellas personas que no tuvieron la oportunidad de formarse académicamente.

 

LA CAMPANA
Cuando el amanecer
                    su luz expande
sobre la calma del pueblo
desde la alta torre
                          que guarda la plaza
rítmica y sonora
                       suena la campana.
Su voz atiplada
                     de metal vibrante
puebla el aire azul
                     y diáfano del valle.
Sus ondas rebotan contra
                 el muro de piedra
y resuenan apaciguadas, serenas
                               pastoras de un tibio rebaño
que manso fluctúa
                         bajo los cielos plácidos.
Patrimonio cafayateño, su rumor
        señal y alerta
en el júbilo o en la tristeza
                    para que tú no olvides
que más allá del silencio
alguien mira y escucha
bálsamo que apacigua
                            el abatimiento
y serena la congoja.

 

Fuente: http://www.diariocafayate.com/carola-briones-escritora-poeta/