La contaminación por residuos plásticos es “uno de los principales problemas medioambientales de nuestro siglo”, según alerta el último Observatorio de Salud y Medio Ambiente del Instituto DKV de la Vida Saludable. Cada año se vierten a los océanos una media de 8 millones de toneladas de plástico, el equivalente a vaciar un camión de basura lleno de plásticos cada minuto.

Si no cambia esta tendencia en 2025 nuestros océanos tendrán una tonelada de plástico por cada tres de pescado, y en 2050 habrá más plásticos que peces.

Es por esto que cada año se vuelven más valiosos los pequeños gestos en sintonía con la preservación del ambiente. En este sentido, tu packaging también puede comunicar un mensaje sustentable

En nuestra imprenta se trata el 90% de los residuos. Se recicla papel, cartón, cartulina, plásticos y metales. Además se le da tratamiento a los residuos calificados como peligrosos, a través de una empresa especializada.

 

Un emprendimiento que decide utilizar un packaging sustentable, además de estar en sintonía con el producto que ofrece, estará enviando un mensaje a sus clientes que implica:

  • Conciencia ambiental.
  • Preocupación respecto del hábitat donde se desarrolla el emprendimiento y sus clientes.
  • Perspectiva de futuro a largo plazo.
  • Creatividad, al brindar algo más que un envase.

Lo que inviertas en un packaging sustentable será apreciado por tus clientes y retribuido económicamente.

El E-commerce o comercio electrónico ha llegado para quedarse y el que el embalaje excesivo es criticado, por lo que el mundo del packaging presenta desafíos interesantes tanto para las empresas, negocios y emprendimientos, como para los consumidores.

Se debe mencionar la importancia de evitar que los envases de plástico entren en contacto con los alimentos: no solo perjudicamos al planeta sino también a nuestra salud, pues existe una ingesta de plástico a través de la comida.

El reto al que se enfrenta el packaging es grande, pero retador, con posibilidades de envasado que apuntan hacia una misma dirección, la sosteniblidad.