Es el programa de retoque de fotos más conocido del mundo. El que se terminó transformando, también, en un verbo. Y el que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en una foto que se ve demasiado buena para ser real: Adobe Photoshop cumplió 30 años.

La historia del programa arranca tres años antes que eso, en 1987, cuando el ingeniero de software estadounidense Thomas Knoll desarrolló para uso personal un programa para una computadora Macintosh Plus llamado Display, que permitía mostrar imágenes en escala de grises en monitores monocromáticos.

El hermano de Thomas, John Knoll, era un operador de cámara que trabajaba para la empresa de producción Industrial Light & Magic, de Lucasfilm, la compañía de efectos especiales que fundó George Lucas, y que años más tarde se convirtió en Pixar.

Sí, John había comenzado a trabajar en las películas originales de Star Wars. Estaba obsesionado con la franquicia y con la tecnología de ILM.

Los dos hermanos decidieron trabajar juntos en este programa, al que añadieron nuevas funciones que permitían procesar archivos de imágenes digitales. Los hermanos Knoll decidieron cambiar el nombre por el de ImagePro, pero como ya estaba registrado tuvieron que llamarlo como lo conocemos hoy en día: Photoshop.

La primera imagen que fue editada en Photoshop es una historia de amor. 

La foto en cuestión se trata de Jennifer in Paradise, que fue tomada por el propio John en una tarde de 1987. La mujer es la esposa de Knoll, a quien conoció mientras trabajaba en la empresa de efectos especiales de Lucasfilm, Industrial Light & Magic.

La compra de Adobe

Todo iba sobre rieles para los hermanos que habían inventado un programa que hasta el momento no tenía mucha competencia. Pero un espaldarazo de la mano del cine fue el que catapultó a Photoshop al estrellato digital: el director de cine James Cameron lo usó para recrear el mundo submarino de la película El abismo (1989).

Fue entonces cuando los hermanos decidieron ofrecer su producto en Silicon Valley. 

Las presentaciones salieron tan bien que Adobe decidió comprar la licencia.

El programa no estuvo disponible para Windows hasta su versión 2.5, que se lanzó en noviembre de 1992, y llegó a un mercado muchísimo más masivo.

El programa vendió tres millones de copias al finalizar la década y su popularidad provocó, incluso, que se introdujera el verbo inglés to Photoshop en el diccionario. O photoshopear, en español.

La idea millonaria de los dos hermanos continua teniendo éxito hoy, con diversas funciones y plugins –agregados, mejoras- que lo hacen una herramienta indispensable en la edición profesional de imágenes.

 

 

Fuentes: Código Espagueti / Clarín