La estampación o stamping puede ser usado como parte del diseño, dando un acabado impecable y, a su vez, puede ser un elemento de seguridad, ya que la técnica consiste en transferir una película en un soporte (papel en nuestro caso) por medio de presión y temperatura a través de cuños creados exclusivamente para la pieza gráfica.

Durante el proceso, un adhesivo que se encuentra en la película se activa y produce la unión con la pieza que se está estampando. El estampado quedará unas décimas de milímetro unido al soporte estampado por el efecto de la presión. Existen diferentes acabados: oro, plata, holográfico, colores metálicos, fluorescentes, brillo, mate, etc.

Sacate todas las dudas, escribinos a info@agcrivelli.com.ar