“Un envase debe ahorrar más de lo que cuesta”. Ruben Rausing fundador de Tetra Pak.

Si crees que sólo te elegirían por el precio, es cierto que en ciertos artículos, sobre todo de primera necesidad, el precio impera pero hasta en estos casos, frente a dos productos iguales, con el mismo precio o similar, aquel que tenga un envase más atractivo será elegido. Incluso, se está dispuesto a pagar más si convence el packaging. Así que invertir en un buen diseño puede ayudarte incluso, a subir tu precio. Decidimos y compramos por impulsos visuales y asociamos buena imagen con algo de calidad y por ende, más caro. No nos importa pagar más por lo bueno, lo bello así que por supuesto, el packaging está relacionado con el precio que podrás poner y con el que venderás a tus clientes. Y el costo de inversión es muy bajo en comparación con lo que puedes obtener. El diseño de tu packaging se hace una vez por producto (y quizás después algún rediseño) pero los resultados serán, francamente buenos.

Desarrollar un buen Packaging es quizás uno de los elementos que hace más
perdurable la imagen de marca de un determinado artículo.

En efecto, hoy en día, el Packaging ya no se utiliza solamente para sus usos tradicionales: contener, proteger, conservar, presentar, distribuir y comercializar el producto, sino también como un elemento básico que
permita:

Mejorar las ventas del producto a través de una mejor identificación en el punto de venta.

Aumentar el compromiso social con el medio ambiente mediante una reducción de su impacto.

Reducir y optimizar los costes en toda la cadena de valor posibilitando una mejora del resultado de la empresa.

 

 

Fuentes: https://baetica.es/tu-packaging-vende-y-mucho-mas/

https://www.ecoembes.com/sites/default/files/archivos_publicaciones_empresas/costes-asociados-al-packaging.pdf