Les comentamos sobre la importancia de utilizar packaging sustentable para sus productos y, para garantizarles eso, utilizamos materiales con certificación FSC en nuestra imprenta, así que aquí les aclaramos un poco más qué significa.

 

¿Qué es el certificado FSC?

El Certificado FSC (Forest Stewardship Council o Consejo de Administración Forestal en español) es un sistema de certificación forestal  que se empezó a crear en 1990 en California, debido a la preocupación por parte de empresas consumidoras y comercializadoras de madera, organizaciones ambientalistas y de derechos humanos de la posible pérdida de los bosques. Este grupo tan dispar buscó la creación de un sistema donde se identificara con credibilidad los bosques bien gestionados. Se desarrolló la idea de un sistema de certificación mundial y se creó la Asamblea Fundadora del FSC.

Así pues, el certificado FSC busca de manera voluntaria realizar evaluaciones a empresas forestales o similares para de esta manera conseguir o fomentar una gestión forestal económicamente viable, socialmente beneficiosa y apropiada desde el punto de vista ambiental para los bosques.

¿Para qué sirve el CERTIFICADO FSC?

Esta organización independiente, no gubernamental y sin ánimo de lucro, finalmente puede garantizar al consumidor que los productos forestales que tengan el certificado FSC provienen de bosques en el que se asegura unas buenas prácticas a la hora de aprovecharlos según los niveles mínimos de buena gestión.

Además, en nuestra imprenta se recicla el 90% del material. ¿Cuál es la diferencia entre el papel FSC y el reciclado?

Como ya dijimos, el papel FSC cuenta con un certificado que acredita que la madera con la que está hecho el producto que lo posee, proviene de bosques gestionados.

Por su parte, el papel reciclado emplea como materias primas fibras recuperadas de papel o de cartón, tanto de postconsumo como de preconsumo. Se fabrica a partir de papel usado recogido en oficinas, imprentas, etc. El papel usado se destinta, es decir, la tinta se separa de las fibras y, a continuación, estas fibras son sometidas a procesos de blanqueamiento. A partir de la pasta que resulta de este proceso se fabrica el papel reciclado.

Un papel reciclado, al igual que uno de fibra virgen, para ser ecológico necesita de un proceso productivo no contaminante: en ocasiones los tratamientos de las tintas compuestas por barnices, aceites, disolventes, pigmentos, anilinas y otros compuestos vertidos en grandes cantidades pueden generar impactos negativos en el medio ambiente.

 

 

Fuentes:

https://www.compromisorse.com/sabias-que/2010/03/31/cual-es-la-diferencia-entre-el-papel-fsc-y-el-reciclado/

¿QUÉ ES EL CERTIFICADO FSC?